Existen varios requisitos que son considerados al momento de adquirir una propiedad destinada a la vivienda; ubicación, áreas verdes, cercanía a comercios y accesos son aspectos fundamentales que se piensan al comenzar la búsqueda sobre todo cuando la vivienda que se busca, es la primera y en muchos casos, marca el inicio de una inversión.

Conectividad: Considerar este punto es clave tanto como para ver las opciones de traslado hacia otros lugares como la seguridad de la plusvalía de la propiedad si es que se quiere vender posteriormente. Ahora que el metro está ampliando su red, incorporando 2 nuevas líneas, sin duda será un atractivo más para las propiedades que estén en esos sectores.

Ubicación: Revisar dónde está inserta la propiedad, sus alrededores, acceso y movilización disponible, son aspectos clave para asegurar un buen canon de arriendo futuro ya que muchos arrendatarios buscan una buena ubicación al momento de elegir una vivienda.

Terminaciones y equipamiento de la unidad: La calidad de los materiales que se utilicen en la construcción del edificio y del departamento en sí, son importantes al momento de tomar una decisión de compra. Pisos, alfombras, ventanas, conexión a lavadora, tipo de cocina y equipamiento de la misma, son puntos valorados al momento de comprar una propiedad.

Complementos: Un edificio que cuenta con lavandería, salas multiuso, estacionamientos propios y  de visita, estacionamientos de bicicleta e incluso sauna, son características determinantes a la hora de escoger un edificio.

Áreas verdes o áreas comunes: Contar con zonas con juegos infantiles, piscina y quinchos, promueve la actividad al aire libre y el disfrutar en familia, por lo mismo un edificio con estas características es muy bien valorado.

Seguridad: Este punto es muy valorado por los clientes ya que un edificio que no cuente con seguridad es más propenso a sufrir robos en las unidades. Cámaras, portones eléctricos y guardias de seguridad son fundamentales para mantener la tranquilidad de la comunidad.

Fuente: ACOP

Julio  2017

Consejos para la compra

del primer departamento

 

 

 

 

 

 

             Mi Primer Departamento:              Una inversión a largo plazo

 

La compra del primer departamento es  una inversión que brinda estabilidad, y constituye la primera base para aspirar a una vivienda de mayor valor en el futuro. Es importante planificar esta inversión de acuerdo a las necesidades que se tiene y a las posibilidades de financiamiento de cada uno.

“Por lo general, las personas que compran su primer departamento optan por unidades pequeñas de máximo 2 dormitorios. En promedio, el comprador habita su primer departamento entre 2 y 5 años. Para luego venderlo y usar la ganancia para el pie de una vivienda de mayor valor, o arrendarlo para generar capital propio y pagar el dividendo con la renta”, explica Reinaldo Gleisner, consultor del Área de Brokerage de Colliers International.

De acuerdo a Gleisner, es fundamental tener una mirada de inversionista al realizar la compra. Aunque se tenga planificado vivir un largo periodo en el inmueble, siempre se debe considerar una mirada de largo plazo, optando por una propiedad que en el futuro sea fácil de arrendar o vender. Para asegurarse que esta importante decisión brinde los frutos esperados, se deben tener estos 6 aspectos en consideración.

1) Ubicación: es fundamental optar por un sector de alta densidad de viviendas y baja vacancia, pensando que en el futuro lo más probable es que pondremos el departamento a la venta o en arriendo. La factibilidad de arriendo, que refleja demanda en el sector, incidirá en una mejor reventa. Hoy en día una rentabilidad atractiva es que el canon anual sea mayor al 6% del valor del departamento.

2) Conectividad: Una buena ubicación, implica siempre una buena conectividad, en Santiago la cercanía al Metro es reflejo de buena conectividad. Debe considerarse además, que en muchos casos el comprador de la primera vivienda, y el futuro arrendatario, no tienen auto propio.

3) Seguridad: Para asegurarse que la plusvalía del inmueble irá al alza, es fundamental recorrer el barrio donde se ubica el edificio. Valores demasiado atractivos de venta podrían obedecer a problemas en la zona, como alta delincuencia, que quizás el comprador no identifica en una primera visita.

4) Valor: Se debe conciliar de la mejor forma posible lo que se quiere comprar con lo que se puede pagar. En caso que la compra se financie con un crédito hipotecario, considerar que el valor del dividendo no puede exceder el 25% del ingreso familiar, y que se debe dar un pie del 20% del valor de la propiedad. Idealmente el valor del dividendo debe ser cercano a los valores de arriendo del sector, eso genera mejor opción para arrendarlo en la segunda etapa, posibilitando incluso la generación de algún excedente.

 

5) Comprar en verde o en blanco: Esta es una muy buena opción para acceder a precios más bajos cuando no se tiene la necesidad de habitar de inmediato el inmueble. Realizar la compra cuando el proyecto aún no ha empezado a construirse o está en sus etapas iniciales, entrega además la opción de escoger unidades con mejor orientación y ubicación.

 

6) Calidad: Conocer la trayectoria tanto de la constructora como de la inmobiliaria es importante. Además, de la experiencia que tengan específicamente en el modelo de proyecto que están ofreciendo. Una buena calidad de los materiales empleados y terminaciones de alto estándar permitirán que el departamento se mantenga en buenas condiciones en el tiempo, evitando gastos de mantención y reparación.

Fuente: Colliers International

Octubre 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Strip centers y power centers acaparan interés de inversionistas y comerciantes

Según un diagnóstico elaborado por el área de Estudios de Montalva Quindos Servicios Inmobiliarios, el 59% de los edificios comerciales de la zona corresponden a strip centers y el 41% a power centers. Lo Barnechea, La Reina y Las Condes son las comunas con mayor participación.

Se ubican en zonas estratégicas con el objetivo de capturar principalmente el flujo vehicular punta tarde. En ellos se desarrollan más de tres locales comerciales orientados a servicios y abastecimientos, y se emplazan en el límite de los terrenos con el fin de contener estacionamientos y espacios libres: son los llamados strip centers, uno de los proyectos inmobiliarios comerciales de vanguardia a escala mundial.

 También destacan los power centers, centros comerciales que se ubican en terrenos con presencia en el sector y no necesariamente en vías con flujo punta tarde. Su programa contempla una tienda ancla y comercio de esparcimiento como restaurantes o cafeterías, motivos suficientes para que ambos proyectos tengan gran preferencia por parte de inversionistas, desarrolladores y comerciantes.

Según el gerente general de MQ, Luis Ignacio Montalva, estos centros comerciales tienen gran presencia en 5 comunas del sector oriente de la capital: Ñuñoa, Las Condes, La Reina, Vitacura y Lo Barnechea. “Según los permisos de edificación y los planes reguladores vigentes, las localidades más atractivas para el desarrollo de estos proyectos son Lo Barnechea y Vitacura, mientras que Providencia es la que tiene mayor cantidad de restricciones normativas, sin embargo, depende de cada terreno y del impacto del proyecto si la norma general es aplicable o no”, asegura.

Carla Tapia, gerente del área de Estudios de MQ, afirma que “el mercado de locales comerciales de strip centers de la zona oriente contempla superficies para tiendas tipo, que van desde 92m² hasta 128m² y para comercio ancla, en un rango de 1.129m² a los 1.822m²”.

Los operadores con mayor presencia en estos desarrollos inmobiliarios son Arauco Express y Vivo Corp, con un 13% y 11% respectivamente, en tanto, los independientes concentran el 52%. La variedad de usos de los locales depende de factores como ubicación, flujos vehiculares, m² por local y público objetivo.

Fuente: Acop

Octubre 2017

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
Fotolia_56779348_S